Loading...



Guía para el Duelo


¿QUÉ ES EL DUELO?

El duelo es una emoción humana que experimentamos en torno a una pérdida.

Cada uno experimenta el duelo de manera diferente. No existe una forma correcta de llorar ante una pérdida.

El duelo es un término para una emoción que podemos experimentar por una gran cantidad de razones. Aunque habitualmente hablamos de duelo en relación con la muerte, existen duelos relacionados con muchos otros tipos de pérdida: por ejemplo, la pérdida de una antigua forma de vida, un trabajo, un objeto o una pareja. Estos pueden incluir:

  • Muerte de un ser querido: un familiar, un amigo, un colega, una mascota o incluso un conocido o una celebridad que significó mucho para tí.
  • Pérdida de una forma de vida: si tu vida ha cambiado o no puedes hacer las cosas que antes podías hacer, es normal experimentar dolor.
  • Pérdida de un trabajo o rol que contribuye a tu sentido de identidad.
  • Una ruptura de pareja, amistad o familiar.
  • Pérdida de un estatus o respeto.
  • Pérdida de una vivienda.

¿CÓMO SE SIENTE EL DUELO?

Probablemente todos tengamos una idea de cómo se siente el duelo para uno mismo, pero incluso individualmente podemos experimentar diferentes tipos o niveles de duelo. No existe una única forma de experimentar el duelo y, definitivamente, no existe una forma correcta. Puede que llores por la muerte de un animal, pero te cueste expresarte tras la pérdida de un familiar o un amigo. El duelo no siempre tiene sentido y cómo se siente puede cambiar de un día a otro o de una hora a otra.

Es común escuchar el dicho «el tiempo cura todo» o palabras en ese sentido, pero el dolor no es algo que se «supera» del todo. Puede resurgir años después de una pérdida y sentirse igual de intenso. Es importante tener a alguien que nos apoye cuando estamos pasando por un duelo, al igual que poder hablar abiertamente sobre cómo se siente.

Experimentar duelo también puede desencadenar otros problemas de salud mental como ansiedad y depresión.

Si estás experimentando duelo, es posible que sientas algo o una combinación de lo siguiente:

  • Enojo
  • Frustración
  • Falta de motivación
  • Inutilidad
  • Desesperación
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Alivio
  • Alegría por los recuerdos que tienes.
  • Pensamientos suicidas
  • Tristeza intensa
  • Soledad o aislamiento
  • Miedo al futuro
  • Preocupaciones por amigos o familiares.
  • Incapacidad para seguir adelante

No importa cómo te sientas o en qué situación te encuentres, siempre hay una forma de seguir adelante, aunque no lo sientas así en ese momento.

LIDIANDO CON EL DUELO

No poder hablar sobre las cosas que nos resultan difíciles en nuestras vidas hace que sea más difícil afrontarlas. Encontrar a alguien con quien hablar después de una pérdida es realmente importante, ya que el dolor puede ser demasiado para afrontarlo solo. Si no tienes un amigo o familiar de confianza, o sientes que nadie entiende cómo te sientes, existen muchos tipos de asesoramiento y apoyo para el duelo.

Encuentra otras personas que hayan experimentado una pérdida similar

Cuando estás desconsolado, puedes sentir que nadie entiende cómo te sientes. Los grupos de apoyo pueden ayudarle a sentirte menos solo y crear un espacio seguro para hablar sobre cómo te sientes.

Habla con un profesional

El duelo es una emoción compleja. Si estás luchando contra una pérdida que te afecta intensamente y te dificulta vivir tu vida, habla con tu médico de cabecera o con un profesional de la salud mental. Ellos podrán brindarte consejos y derivarte a personas y servicios que se especializan en apoyo en el duelo.

El duelo no se trata sólo de sentirse triste

Cuando hablamos de duelo, la gente suele olvidarse de hablar de la alegría que tú también puedes experimentar. Si bien perder a alguien o algo es devastador, el duelo también puede darnos la oportunidad de pensar en esa persona o cosa desde una perspectiva diferente. Intenta recordar los recuerdos valiosos que tienes, los buenos momentos y los momentos divertidos; todos siguen siendo válidos, tal vez incluso más. En realidad, sólo es posible avanzar cuando te has permitido experimentar todos los diferentes sentimientos que puede provocar una pérdida.

HABLANDO DEL DUELO

Puede resultar difícil hablar sobre el duelo con tus amigos, familiares o un profesional médico. A continuación, se muestran algunas formas en las que puedes iniciar una conversación sobre cómo te sientes:

“Necesito hablarte de cómo me estoy sintiendo. Las cosas son difíciles desde que perdí a (…) y he estado lidiando bastante con esto.”

“Necesito hablarte. He estado lidiando con la pérdida de (…) y no siento que tenga sentido estar aquí.