Loading...



Guía para la soledad y el aislamiento social


¿QUÉ ES LA SOLEDAD?

  • Sentirse solo y aislado durante largos períodos de tiempo.
  • No tener a nadie con quien hablar o acudir en busca de apoyo.
  • Estar rodeado de gente pero seguir sintiéndose solo o aislado.

La soledad es una emoción normal. Puede ser temporal o puede prolongarse en el tiempo dificultando la vida diaria.

La soledad está muy estereotipada, pero es mucho más común de lo que se piensa. La gente suele asumir que sólo las personas mayores se sienten solas, pero es algo que puede afectar a todos, sin importar la edad, el género o el origen.

La soledad no se trata de cuántos amigos tienes o de quién se ríe de tus chistes. Puedes estar rodeado de amigos y familiares y aun así sentirte solo. Los humanos necesitan conexión social. Los estudios han demostrado que debido a la falta de conexión con otros, podemos sufrir enfermedades físicas y mentales. La soledad es la respuesta natural de nuestro cuerpo a la falta de conexión humana: una señal de advertencia que nos hace saber que necesitamos contacto, tal como el hambre nos dice que necesitamos comida.

Sentirse solo puede ser especialmente difícil si no sabes cómo encontrar las conexiones sociales que deseas o necesitas. Pero hay muchas maneras de seguir adelante.

Podemos sentir vergüenza al admitir que nos sentimos solos, pero la soledad es una emoción y un sentimiento natural. No significa que hayas fracasado de ninguna manera. Cuanto más hablemos de la soledad y de cómo nos afecta a todos, más probabilidades tendremos de afrontarla.

La buena noticia es que la soledad es algo con lo que puedes trabajar, que puedes trabajarla poco a poco, volviendo a ponerte en contacto con alguna vieja amistad, buscando un grupo de apoyo o tomando el coraje de realizar una nueva actividad social.

¿QUÉ SITUACIONES NOS HACEN SENTIR SOLOS?

Las personas se sienten solas cuando carecen de interacciones o conexiones sociales significativas. Eso podría variar desde no tener ninguna interacción social hasta ir a muchas fiestas y eventos pero no tener a nadie con quien hablar o compartir.

Hay muchas razones por las que nos podemos sentir solos.

  • Mudarse a un nuevo lugar, o bien aceptar un trabajo nuevo en otro destino puede hacer que las personas pierdan la conexión con sus familiares y amigos.
  • Haber vivido un distanciamiento de familiares o amigos por distintos motivos, genera la pérdida de una red de contención y de espacios donde poder socializar.
  • Una separación o divorcio, puede derivar en un aislamiento, tanto por sentimientos de culpa o bien por evitar recuerdos o personas que se tenían en común.
  • Dedicarle mucho tiempo personal a objetivos, tanto laborales como académicos, puede generar un quiebre en la interacción de esas personas con otras, viviendo una rutina solitaria.
  • El miedo al rechazo por las ideas o estilo de vida de uno mismo, puede evitar la interacción con otras personas, incluso en un lugar rodeado de gente. También puede ser un freno para ampliar la red de amistad de las personas en un evento donde existan muy pocas personas conocidas.
  • El abandono del hogar de los miembros más jóvenes de una familia por distintos motivos como estudio o trabajo es un motivo común de sentimiento de soledad, sobre todo en los adultos mayores.
  • La pérdida de un familiar o de la pareja con quien se compartía gran parte del tiempo, genera no sólo la angustia y el duelo asociado, también la sensación de haberse quedado solo.

Las redes sociales también pueden complicar las cosas. Si bien esta puede ser una excelente manera de mantenerse al día con amigos o conocer gente nueva con ideas afines, puede parecer un lugar muy solitario si la brecha entre lo que se muestra y la realidad de nuestras vidas es demasiado grande.

La soledad también puede ser provocada por condiciones de salud mental como la ansiedad y la depresión, ya que sus síntomas pueden hacer que las personas se alejen de situaciones y relaciones sociales.

LIDIANDO CON LA SOLEDAD

Puede ser muy difícil empezar a lidiar con tus sentimientos de soledad o aislamiento, especialmente si no sabes por dónde o cómo empezar. Estas son algunas formas en las que podría comenzar a construir relaciones.

Reconectar

Puede ser un poco incómodo volver a conectarse con una vieja amistad pero no debería serlo. Las personas se distancian por una gran cantidad de razones; si hay alguien con quien te encantaba pasar tiempo, pero no lo has hecho desde hace tiempo, envíale un mensaje, programa una reunión o haz una videollamada.

Habla sobre la soledad

Si ya tienes un grupo sólido de amigos o familiares, hazles saber cómo te sientes. Las personas tienen vidas ocupadas y, a menudo en las rutinas diarias, las percepciones de cómo se sienten los demás pasan desapercibidas. Compartir cómo te sientes y acordar un día para charlar y ponerse al día podría ser todo lo que necesitas.

El rechazo da miedo

Muchos de nosotros tenemos miedo de dar el primer paso en una situación social o incluso con alguien que nos gusta por miedo al rechazo. Está bien preocuparse por el rechazo, pero los estudios han demostrado que las personas que experimentan soledad tienen más probabilidades de detectar signos de rechazo. Eso significa que a menudo se cierran para protegerse, lo que puede afectar su capacidad para buscar amigos y relaciones. Entonces, ¿nuestro consejo? Sentir el miedo y hacerlo de todos modos. Incluso si las personas no responden, recuerda que esto dice más sobre ellos que sobre tí.

Sentirse en comunidad

Compartir con nuevas personas a partir de actividades o intereses que nos gustan es una buena manera de establecer lazos y amistades. Puedes buscar grupos locales o en redes sociales que se relacionen a esos intereses: ciclismo, trekking, cocina, pintura o bien grupos de idiomas.

También puedes aprovechar para comenzar una actividad o interés nuevo que quieras aprender para conocer gente nueva. En estos casos, el sentimiento de rechazo puede estar presente, pero no dudes en anotarte en ese curso o taller que te interesa solo por el miedo al rechazo, detrás de eso pueden haber nuevas e interesantes amistades.

Conexión digital

Las redes sociales pueden hacernos sentir más conectados que nunca; unirse a comunidades en línea de personas con ideas afines es una excelente manera de sentirse aceptado, especialmente si sientes que no hay nadie como tú en tu ciudad y sus alrededores.

Es importante no reemplazar la conexión humana real por las redes sociales, ya que pueden hacer que la soledad se sienta peor si se ingresa al ciclo de comparar nuestras vidas con las de las personas que seguimos.