Loading...



Guía ruptura de una relación


SOBRE LA RUPTURA DE RELACIONES

A pesar de lo que podríamos esperar, las relaciones no siempre duran para siempre. Cuando una relación se rompe, puede resultar difícil para todos los involucrados.

Además de las emociones difíciles, a menudo hay muchas otras cosas en las que pensar. Es posible que te preocupen tus hijos, tu hogar, tu trabajo, tu dinero, tus relaciones con los demás o simplemente tu futuro. Todo esto puede juntarse y hacer que sea difícil afrontar la situación.

¿CÓMO SE SIENTE UNA RUPTURA DE RELACIÓN?

Difícil.

El divorcio y la separación son muy comunes, eso no significa que sean fáciles. Si bien la ruptura de tu relación puede parecer el fin del mundo, no estás solo.

Aunque las rupturas son comunes, la forma en que las personas las experimentan puede ser muy variada. Las relaciones son complicadas y cuando terminan hay muchas cosas que resolver y tratar. Las rupturas en las relaciones pueden ser particularmente difíciles si no esperabas que sucedieran, si hay niños involucrados o tu pareja era la única persona con la que podías abrirte.

El fin de una relación puede desencadenar muchos sentimientos como tristeza, rechazo, soledad, depresión, ansiedad, ira, felicidad o alivio, culpa, vergüenza e incluso pensamientos suicidas.

Es posible que sientas:

  • Enojo
  • Tristeza
  • Rechazo
  • Soledad
  • Fracaso
  • Lástima
  • Dolor
  • Falta de motivación
  • Indefenso

¿CÓMO SEGUIR DESPUÉS DE UN DIVORCIO O UNA RUPTURA?

Lo más importante que debes hacer después de una separación es cuidarte a ti mismo. No te aísles de tus amigos y familiares, trata de mantener la comunicación con personas con las que te sientas cómodo hablando, ya sean familiares, compañeros, colegas o incluso hablar con un especialista puede ayudarte. También debes darte el tiempo para llorar y dejar de lado los pensamientos de rencor o ira.

No es fácil lidiar con las consecuencias de una ruptura, pero es importante recordar que tendrás días buenos y días malos. Debido a que una separación puede generar mucha angustia, también es una buena idea darse tiempo para relajarse y liberarte del estrés realizando alguna actividad que te genere placer.

Recuerda que tu salud física es tan importante como tu salud mental, por eso intenta mantener una buena dieta y realiza ejercicio físico para mejorar tu autoestima. De manera similar, si estás luchando con los aspectos emocionales de una separación, recuerda que siempre hay ayuda disponible a través de amigos y familiares.

¿Y SI MI SEPARACIÓN O DEVORCIO ES COMPLICADA?

Hay algunas opciones que pueden ayudarte en tu situación y hacer que sea más fácil lograr una resolución.

Una de estas opciones es la terapia de familia. Si tienes hijos, esto también podría ayudarte a explicarles mejor la situación para que se vean menos afectados por la separación, y puede ayudarte a comunicarte mejor y resolver problemas encontrando una manera de seguir adelante.

Si eliges abrirte a un terapeuta familiar o de pareja, ellos pueden brindarte apoyo confidencial y sin prejuicios. Hablar es difícil, pero necesario para llegar a una resolución, por lo que en estas instancias podrás compartir tus pensamientos y sentimientos. En las primeras sesiones, el especialista te pedirá que hables sobre lo que está sucediendo y lo que te gustaría cambiar.

Aunque todavía mantengas una buena relación con tu expareja, hablar de dinero y de hijos puede dar lugar a discusiones, lo que complica las cosas.

Una opción a considerar en esta situación es la mediación, que difiere del asesoramiento familiar y suele utilizarse una vez que el intento de la pareja de llegar a acuerdos ha fracasado. Cualquier conversación que tenga con un mediador debe realizarse en un ambiente seguro y sin prejuicios donde tú y su pareja puedan discutir las cuestiones prácticas que implica el divorcio. Pueden servirte de mediadores personas de confianza como amigos o familiares en los que ambos confíen o bien, asesoría legal de ambas partes.

¿Qué pasa con mis hijos?

Una de las cosas más difíciles de hacer al separarte es hablarlo con tus hijos. Es importante tratar de no involucrarlos en conflictos y minimizar el estrés que puedan sentir en el hogar asegurándoles que, aunque no tengas una relación con tu expareja, seguirás siendo parte de sus vidas.

Puede ser fácil descargar tus sentimientos con otras personas, incluidos tus hijos, cuando las cosas se ponen difíciles, pero recuerda que la ruptura de una relación está fuera de su control.

LIDIANDO CON UNA SEPARACIÓN

Puede resultar difícil seguir adelante después de una ruptura. Aquí hay algunas cosas a tener en cuenta:

  • Está bien que sientas ansiedad respecto a tu futuro. También está bien que sientas miedo. Piensa en tus objetivos y en lo que quieres para ti.
  • No es necesario perder el contacto con miembros de la familia de tu expareja, puede llevarte tiempo construir nuevas amistades.
  • Aprovecha la oportunidad para crear nuevos vínculos.
  • Evita pensamientos de culpa.

HABLA SOBRE CÓMO TE SIENTES

Puede resultar difícil hablar sobre cómo te sientes con tus amigos, familiares o profesionales. A continuación, se muestran algunas formas en las que puedes iniciar una conversación sobre cómo te sientes:

“La ruptura me afectó mucho y necesito alguien con quien hablarlo”

“Desde mi separación, me está costando seguir adelante. No he conseguido alguien con quien abrirme”