Loading...



¿Preocupado por alguien?



¿Qué significa ser un buen amigo?

Tal vez sea aparecer en la casa de un amigo luego de un intenso día de trabajo atareado, enviando un meme que sabes que le resultará simpático, o estar allí cuando están con problemas. Puede ser difícil saber cuándo alguien que quieres encuentra las cosas muy duras y aún más difícil es saber qué decir- Te entendemos.


LO QUE NECESITAS SABER

Preguntarle a alguien cómo está realmente puede ser como exprimir el último trozo de pasta de dientes del tubo; a pesar de tus esfuerzos, sólo sale un pequeño y ligeramente tenso “Estoy bien”. Podemos ser muy buenos presionando más, incluso cuando sabemos que están pasando por un momento difícil.

Si estás compartiendo un encuentro y quieres evitar que la persona que te importa murmure entre dientes y cambie rápidamente de tema, estamos aquí para ayudarte a apoyar a tu amigo.

Hablar sobre nuestro bienestar mental no siempre es algo natural, pero si bien podemos retorcernos cuando nos preguntan qué está pasando realmente en nuestro  cerebro, hablar puede ayudar. Eso también significa hablar de suicidio y de pensamientos suicidas.

16 personas por semana mueren por suicidio, pero cuanto más hablemos de ello, es menos probable que alguien cercano a nosotros llegue a un punto crítico.

YA ESTÁS HACIENDO ALGO

El solo hecho de que dediques tiempo a leer esto significa que te importa. Todos pasamos por momentos difíciles, desde rupturas hasta preocupaciones sobre nuestra identidad. Si sabes que tu amigo, amiga o conocido  está pasando por algo, tómate un tiempo para leer sobre ello y así podrás entenderlo y empatizar con él o ella, porque cuando tienes un buen amigo detrás, las cosas pueden parecer mucho menos aterradoras.

Con solo estar ahí, probablemente estés haciendo las cosas un poco más fáciles. Continúa haciendo todas las cosas que harías habitualmente: sigue hablando y reuniéndote para hacer cosas que ambos disfruten. También es importante recordar que, si bien quieres ser un amigo/a estelar, no todo depende de ti. Cuídate tú también. Las líneas telefónicas de ayuda están disponibles para cualquier persona que tenga dificultades, incluido tú mismo. Si las cosas se ponen difíciles, busca ayuda, habla con alguien.

MANTENTE ATENTO

¿Algo se siente raro? Confía en tu instinto.

Todos podemos ser maestros del disfraz cuando queremos, sonriendo y asintiendo en situaciones sociales para encubrir lo que realmente está sucediendo. No siempre es fácil saber cuándo alguien se siente mal, pero aquí hay algunas cosas que pueden ayudar:

  • Altibajos en su estado de ánimo.
  • Querer salir menos
  • Cambios en su rutina, como dormir y comer.
  • Parecer bajoneado  o con poca energía.
  • Descuidarse a sí mismos, bañarse menos o preocuparse menos por su apariencia personal.
  • Parecer imprudente o tomar decisiones precipitadas.
  • Aumento del abuso de alcohol u otras drogas.
  • Estar más enojado o irritable de lo habitual.
  • Hablar de suicidio/querer morir de manera vaga o en broma.
  • Regalar sus posesiones
  • Decir adiós a amigos y familiares como si no los volvieran a ver

CONSULTA CON OTROS AMIGOS Y PERSONAS CERCANAS

No hay nada de malo en preguntarles a amigos o familiares en común si ellos también han estado preocupados.

A veces necesitas una segunda opinión. Consulta con los amigos que tienes en común para ver si se han dado cuenta de algo. Lo más probable es que así sea.

No te sugerimos que chismees sobre el amigo en cuestión, sino que lo utilices como una oportunidad para llenar los espacios en blanco. ¿Sus mensajes también han sido recibidos con silencio del otro lado? ¿O se están bajando de los planes a último momento? Decidan juntos cuál es la mejor manera de apoyarlo, pero aborden las cosas con sensibilidad y de una manera que no abrume ni aleje a su amigo.

Nota al margen: a nadie le gustan los chusmas. Si tu amigo ha confiado en ti, respétalo. Puede ser muy complicado para alguien hablar abiertamente sobre ciertas cosas, así que si te ha confiado esa información, no compartas más de lo que creas que se sentiría cómodo.

ATRÉVETE Y PREGUNTA

A veces lo mejor que puedes hacer es decir las cosas tal como las ves.

Con demasiada frecuencia, evitamos profundizar un poco más porque no nos gusta pensar que nuestro amigo está triste. Pero evitar el tema por completo puede hacer que alguien se sienta aún más aislado o tonto por sentirse como se siente.

La verdad es que no importa cuántas bromas te haga tu conocido, por mucho que sea el alma de la fiesta o parezca estar siempre sonriendo, cualquiera puede tener problemas con su salud mental y cualquiera puede tener pensamientos suicidas.

Se trata principalmente de escucharlos y darles espacio para charlar. Haz saber a tu amigo que estás preocupado por él o ella  y que puede hablar contigo en confianza. No intentes arreglar las cosas, ni pretendas saber cómo se sienten ni los convenzas de lo afortunados que son. En lugar de eso, dales tiempo para hablar y haz preguntas como «¿cómo te hace sentir eso?» y asegúrales que estos sentimientos no son permanentes y que hay apoyo disponible.

Recuerda que cada persona es diferente y lo que a una persona le puede resultar fácil, a otra le puede resultar más difícil o desafiante.

BRINDA ALGO POR QUÉ SONREÍR

¿A quién no le gusta reírse?

Conoces esa sensación cuando alguien te envía un mensaje de la nada con un chiste que cree que apreciarás o para recordarte algo divertido que hiciste una vez. Es agradable, ¿no?

El hecho de que sepas que alguien está pasando por un momento difícil no significa que tus mensajes tengan que ser pesados. Un poco de risa ayuda mucho cuando te sientes mal, así que envíale un mensaje para hacerle saber que estás pensando en él, invítale a ver una película o simplemente envíale algo que te haya parecido divertido hoy. Podría cambiar su día.

NO EVITES LA PALABRA SUICIDIO

Siéntete cómodo hablando del suicidio y de las cosas que te incomodan.

Es hora de derribar el estigma asociado al sentimiento de suicidio. Quizás te preocupe que hablar sobre el suicidio le meta ideas en la cabeza a tu amigo, pero eso no es cierto. Reconocer que se sienten así puede ser un gran alivio y hacer que se sientan menos solos. Si crees que alguien que te importa está luchando con pensamientos suicidas, en esta página encontrarás formas de apoyarlo. (Guias de Apoyo)

Recuerda que no eres el único responsable de mantenerlos seguros. Si estás preocupado, comparte tus inquietudes y oriéntalos hacia una dirección de apoyo. Si crees que están en riesgo inmediato, puedes llamar a tu médico de cabecera, comunicarte con la Línea de prevención de suicidio = 8000767 o llevarlos al servicio de Emergencia de su prestador de salud  y quedarte con ellos hasta que los atienda un miembro del equipo o un profesional especializado.

A VECES ES MÁS FÁCIL HABLAR CON UN EXTRAÑO

No te ofendas ni te lo tomes a pecho si no quieren contártelo todo. Cuando un amigo no quiere contarte lo que está pasando, puedes sentir como si hubieras fallado, pero no es así. No hay nada de malo en darles un empujón para que busquen apoyo profesional. La línea de prevención de suicidio está disponible todos los días, las 24 horas Es gratuita, confidencial y está dirigida por profesionales capacitados que apoyarán a tu conocido o allegado en sus próximos pasos.