Loading...



Soporte después del suicidio


  • Lo que necesitas saber.
  • ¿Cómo se siente perder a alguien por suicidio?
  • ¿Por qué las personas tienen pensamientos suicidas?
  • ¿Dónde puedo encontrar ayuda?
  • Avanzar luego de un suicidio.
  • Hablar sobre la pérdida de un ser querido por suicidio.

LO QUE NECESITAS SABER

Perder a alguien por suicidio es increíblemente difícil y puede vivirse en solitario.

Si ha perdido a alguien por suicidio, hay apoyo disponible. No estás solo.

Perder a alguien por suicidio es diferente a cualquier otro tipo de duelo, lo que significa que puede ser vivido aislada o solitariamente. Si estás luchando después de la pérdida de un ser querido, la línea de apoyo emocional (08001920) está ahí para brindarte apoyo.

Si estás apoyando a un amigo o familiar que se ha visto afectado por el suicidio, puede resultarte difícil encontrar las palabras. Existe un recurso en esta página (Las palabras: como iniciar una conversación y Guía para el duelo) que puede ayudarte a hablar y escuchar a alquien que está desconsolado por el suicidio.

¿CÓMO SE SIENTE PERDER A ALGUIEN POR SUICIDIO?

Puede ser muy difícil afrontar una pérdida por suicidio. Además de los sentimientos habituales de un duelo, puede haber una serie de emociones conflictivas. No existe una forma correcta de sentir pena y es completamente normal sentir una variedad de emociones, a veces simultáneamente.

Esto puede incluir sentirse:

  • Enfadado con la persona por quitarse la vida – o contigo mismo por no haberlo impedido
  • Rechazados por lo que han hecho
  • Confundido en cuanto a por qué lo hicieron.
  • Culpable por no haber podido evitar su muerte – puedes repasar en tu mente los momentos que pasaste con ellos y preguntarte si podrías haberlo evitado.
  • Preocupado por si el fallecido sufrió
  • Aliviado de que ya no tengas que estar allí para apoyar a la persona o lidiar con sus pensamientos e impulsos suicidas.
  • Avergonzado por lo que hicieron, especialmente si tu cultura o religión considera que el suicidio es pecaminoso o vergonzoso.
  • Reacio a hablar con otras personas sobre esto.
  • Aislado
  • Preocupado por las personas que han quedado atrás.

Es probable que un suicidio tenga un gran impacto, no sólo en la familia inmediata, sino también en los mejores amigos, ex parejas, colegas e incluso en la persona que les vendía un periódico o un café todos los días.

No importa cuál sea su relación, comprende que esto puede ser extraordinariamente difícil de manejar.

Es posible que descubras que un incidente o recuerdo particular con la persona que has perdido sigue rondando por tu mente, o que estás repitiendo ciertas situaciones una y otra vez. Lidiar con un suicidio es increíblemente difícil, en parte debido al tabú que lo rodea, pero hay ayuda disponible. Consulta los recursos y enlaces que te ofrecemos en el directorio de ayuda y no temas acudir a tu médico de cabecera.

Recuerda que no existe una forma correcta o “adecuada” de afrontar el duelo y que cada uno tiene diferentes formas de manejar sus sentimientos. Puede haber culpa y remordimiento, conmoción y enojo, negación, incredulidad y una necesidad imperiosa de comprender por qué sucedió esto.

A veces la gente se enoja con una persona concreta, con el mundo en general o con la persona que ha muerto. Las personas pueden sentirse ansiosas sobre cómo van a afrontar la situación, tener problemas para dormir, perder el apetito, sentirse cansadas todo el tiempo o sentirse realmente deprimidas y solas. Si bien estas son cosas normales que se sienten cuando alguien muere, puede resultar muy difícil simplemente pasar cada día.

Aceptar que alguien ha muerto no significa que lo olvidemos o que deje de ser importante para nosotros. Está bien estar enojado. Es normal y no es ninguna vergüenza mostrar tus emociones. No hay límite de tiempo para el duelo, así que no te apresures ni permitas que otros lo hagan. De hecho, muchas personas desconsoladas por el suicidio a menudo lo describen como una montaña rusa a largo plazo en la que surgen diferentes emociones en diferentes momentos. Es perfectamente normal sentirse preparado para reanudar la vida normal un día y abrumado otro día.

¿POR QUÉ LAS PERSONAS TIENEN PENSAMIENTOS SUICIDAS?

Las personas que experimentan pensamientos suicidas a menudo quieren poner fin a su vida para liberarse del dolor físico o emocional, para poner fin a una situación difícil, para recuperar una sensación de control cuando todo lo demás parece estar fuera de control, o para aliviar a alguien de una sensación que perciben.como una carga. A veces, en el calor del momento, la vida puede parecer desesperante. A menudo, en esta situación, puedes sentir que otras personas estarán mejor sin ti, pero ese nunca es el caso. El suicidio tiene un efecto devastador en las personas que quedan atrás, tanto familiares como amigos y comunidades enteras. Las personas que están desconsoladas por el suicidio pueden comenzar a tener pensamientos suicidas. No importa cómo te sientas, hay un camino a seguir. Llame a la línea de ayuda 08000767 para hablar con alguien sobre su pérdida.

¿DÓNDE PUEDO ENCONTRAR AYUDA?

Habla con alguien de tu confianza sobre cómo te sientes y si crees que necesitas más apoyo no dudes en llamar a la línea de prevención de suicidio (08000767) o a la de Apoyo emocional (08001920)

Encuentra en nuestro directorio de ayuda otros recurso de apoyo (Directorio de servicios de ayuda)

AVANZAR LUEGO DE UN SUICIDIO

Puede ser difícil ver cómo se puede seguir adelante después de perder a alguien por suicidio. Nunca dejarás de sentir esta pérdida, pero podrás seguir adelante y disfrutar de tu vida incluso si no te sientes así en este momento. Las personas con las que hablamos que han perdido a alguien por suicidio descubren que lo siguiente les ha ayudado:

  • Dile a tus seres queridos cómo te sientes
  • Habla con otras personas afectadas, pueden darse fuerzas unos a otros. No guardes tus sentimientos para ti mismo. Otros se verán muy afectados y puede ser un gran alivio y consuelo para ellos darse cuenta de que alguien más siente lo mismo.
  • No te culpes ni te avergüences por lo sucedido.
  • Está bien sentirse enojado
  • Está bien pensar que la persona que perdiste te ha decepcionado
  • Lo que pasó no es tu responsabilidad. Que no fue tu culpa. No tienes la culpa y no podrías haber evitado esto.
  • Debes saber que eventualmente puede crecer en torno al dolor; no es que olvidarás a la persona, sino que junto a ella, irás creando espacio para otras cosas .
  • Tómate el tiempo para compartir recuerdos e historias especiales de tus seres queridos.

HABLAR SOBRE LA PÉRDIDA DE UN SER QUERIDO POR SUICIDIO

Puede resultar difícil hablar de su pérdida. Muchas personas no saben qué hacer o decir cuando se habla de suicidio debido al estigma (es decir, vergüenza) que rodea al tema. Es importante recordar que la forma en que reaccionan las personas está fuera de tu control y no es tu responsabilidad. Tienes derecho a hablar sobre tu pérdida y cómo te hace sentir.

A continuación se muestran algunas formas de abrirse:

“Necesito hablarte sobre cómo me siento. Las cosas se pusieron difíciles desde que perdí a () y me siento muy solo/a”

“Necesito hablarte sobre cómo me siento. Las cosas se pusieron difíciles desde que perdí a () y pensé en sacarme mi propia vida…”

“Extraño mucho a () y me resulta muy difícil salir adelante ahora mismo.”